¿Por qué cultura y estrategia deben desayunar juntas?

“La cultura se come a  la estrategia en la hora del desayuno.” Peter Drucker.

“La cultura se come a  la estrategia en la hora del desayuno”. “La cultura es más importante que la estrategia”. Y sí, hay muchas organizaciones y líderes que ven la cultura y la estrategia como algo separado como si se pudiera trabajar con eficacia sin conjugar la una con la otra y esto es un error. Muchas organizaciones piensan que tener un conjunto de valores culturales más o menos coherentes, que impregnan “la forma de hacer las cosas” significa que tienen cultura, una cultura ganadora, una cultura centrada en el cliente.

Por otra parte, estrategia consiste en configurar el futuro. Es la forma en que nos movemos del hoy al mañana. Es la forma en que encontramos la forma de viajar de A a B. Muchos piensan que la definición e implantación de una buena estrategia es todo lo que se necesita y nada más que lo que se necesita para emprender ese camino.

“Cuando Napoleón se encontraba en una habitación en París con todos sus generales alrededor de una mesa, debatiendo la mejor manera de atacar Rusia, eso es estrategia. Pero lo que hace que un millón de hombres marchen a Moscú, ¡eso es cultura!”. Herb Kelleher, CEO de Southwest Airlines

 

A la evolución, a la adaptabilidad de nuestra empresa al mercado no le importa lo que pensamos. No se preocupa por la grandeza de nuestra cultura como un hecho, si no simplemente, como un medio. Solo le importa si lo que se hace es un ajuste con éxito de nuestra situación. Una cultura de aprendizaje debe ayudar. Una cultura adaptable debe ayudar, y de este modo, al final es nuestra estrategia la que va a aprovechar el potencial de nuestros recursos y nuestra cultura para dar forma a un destino mejor.