5 beneficios financieros de migrar a la nube

Cómo las micro, pequeñas y medianas empresas, pueden ahorrar dinero con yéndose a la nube.

La computación en la nube ahora es una alternativa probada y común en muchas pymes. Moverte a la nube te ahorrará dinero, no solo en tus necesidades de seguridad y planes de contingencia ante riesgos, sino también en recursos dedicados a dar soporte en lugar de a tareas de más valor.

¿Por qué migrar a la nube? Hay muchas buenas razones, pero principalmente la respuesta tiene un sentido de aporte de valor. Puedes llamarlo “eficiencia”, o “hacer más con menos”, la nube te permite concentrarte en lo importante: tu negocio.

  1. Invierte sólo en el hardware que necesitas

La nube aporta economías de escala naturales. En la práctica, esto significa que vas a tener la memoria y capacidad de cálculo que necesites en el momento que la necesites, así mismo, un contrato bien negociado, garantiza unos mínimos y máximos de rendimientos y te permitirá bajar la inversión en el supuesto de una bajada de necesidades en momentos de bajo nivel de negocio. Esto se explica porque, normalmente tus cargas de trabajo se comparten con la infraestructura con las necesidades informáticas de otras organizaciones. Esto permite que el proveedor optimice las necesidades de hardware de sus centros de datos, lo que significa menores costes para ti.

  1. Menores costos de energía

Si te vas a la nube usas menos electricidad puesto que los servidores están en casa del proveedor. Cuando instalas tu propio centro de datos, tus servidores y los sistemas que los rodean, usan energía, además tú instalarás más recursos necesariamente ociosos por redundancia y seguridad que lo hará el proveedor.. Haciendo balance y si pudiéramos cuantificarlo, un proveedor de servicios puede cobrar menos por la energía utilizada ya que optimiza mejor que nosotros dichos recursos ociosos.

  1. Menor coste de RRHH

Cada vez que analizo los costos informáticos de las organizaciones, el presupuesto de personal suele ser el mayor; a menudo constituye más de la mitad del total. ¿Por qué tan alto? Las buenas personas de TI son caras; sus salarios y otros costos asociados al personal superan, a medio plazo, los costos de hardware y software. También hay que tener en cuenta el coste de selección y/o formación de personal con la capacitación adecuada.

Cuando te cambia a la nube, parte del dinero que pagas por el servicio va a los costes de personal del proveedor. Pero generalmente es una cantidad mucho menor que si hicieras todo eso en tus instalaciones.

Por otra parte, si te preocupa que moverte a la nube signifique despedir buenos trabajadores TI, no lo hagas, porque podrás dedicar a esas personas de a tareas que generan más valor para la empresa.

  1. Costes de capital

Instalar tus propios servidores puede resultar una fuerte inversión en el momento cero, un capital que de otro modo podrías invertir en generar negocio.

Si optas por la nube, no necesitas financiar esa inversión.

 

  1. Resiliencia sin redundancia

Cuando ejecuta sus propios servidores, necesita comprar más hardware del que necesita en caso de falla. En casos extremos, debe duplicar todo. Tener hardware de repuesto en reposo, “por si acaso”, es una forma costosa de maximizar el tiempo de actividad.

En cambio, ¿por qué no dejar que un servicio de computación en la nube se ocupe del requisito de redundancia? Las nubes típicas tienen varias ubicaciones para sus centros de datos y reflejan sus datos y aplicaciones en al menos dos de ellas. Esa es una forma menos costosa de hacerlo, y otra forma de disfrutar las economías de escala de la nube.

Nota: No contribuyas al cambio climático

Hoy en día, no cabe duda del efecto del consumo de energía sobre el calentamiento global y todos estamos concienciados sobre realizar esfuerzos para emitir menos CO2 u otros gases de efecto invernadero.

Al moverte a la nube, serás más verde de dos maneras. Primero, estarás ahorrando energía, como hablamos antes y en segundo lugar, aprovecharás el trabajo que tu proveedor de servicios en la nube ha hecho para reducir la huella de carbono de sus centros de datos.